.

OTORRINOLARINGÓLOGO, MÁS QUE UNA PALABRA COMPLICADA

Bertha Sola Bienestar Miércoles 27 de Enero, 2010 > Hora de creación: 18:26> Ultima modificación: 18:26

Todos sabemos que dentro de la medicina existen diferentes especialidades como ortopedia, neurología, dermatología, gastroenterología, etc. Si no te encuentran familiarizado con ellas son difíciles de identificar y complejas de entender; pero aun con ello, es necesario conocerlas para que cuando lo requieras acudas con el médico especialista indicado.

La palabra "otorrinolaringólogo", nombre raro, difícil de decir y de recordar, está compuesta de tres términos griegos y uno latino. Oto-oído, rino-nariz, laringo-laringe/garganta, logos-estudio.

Por tanto el Otorrinolaringólogo es el médico especialista en ciertas enfermedades de la cabeza y del cuello que tienen relación con el sistema respiratorio, por lo que se estudia la garganta, la nariz y los oídos.

Originalmente la especialidad incluía los ojos, pero a finales del siglo XIX, se opto por dividirse en dos especialidades por ser tan extenso los conocimientos y habilidades que se tenían que aprender.

Los médicos especialistas en otorrinolaringología de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, A.C. (FESORMEX), comentan que su especialidad no solo se han dedicado a estudiar los oídos, nariz y garganta, sino también, todos aquellos trastornos que ocurren en la cara y el cuello; es decir, desde infecciones en la garganta hasta tumores en la base del cráneo, que también son estudiados en coordinación con los oncólogos.

Por otro lado, explican que existe una tendencia creciente a la sub-especialización dentro de la misma especialidad. Ahora, es común escuchar que los otorrinolaringólogos también son nombrados como: otólogos, rinólogos, laringólogos, cirujanos plásticos faciales, cirujanos de cabeza y cuello, otoneurólogos y otorrinolaringólogos pediátricos; estos últimos especializados en niños.

Hay muchos padecimientos que son competencia del otorrinolaringólogo, por mencionar algunos se encuentran:

  • Pérdida o mala audición por cualquier causa.
  • Vértigo y problemas de equilibrio.
  • Infecciones agudas y crónicas de oído.
  • Problemas de zumbido (tinnitus) en el oído.
  • Alteraciones de glándulas salivales.
  • Cirugía estética y reconstructiva de cara, cuello y nariz.
  • Cirugía para tumores de cara cabeza y cuello.
  • Traumatismos cráneo-faciales.
  • Problemas de ronquido y apnea de sueño.
  • Infecciones de vías respiratorias.
  • Alergias de vías respiratorias.
  • Cirugía endoscópica de senos paranasales.
  • Trastornos de la voz.
  • Parálisis facial.
  • Y por supuesto las enfermedades respiratorias como la gripa, amigdalitis, adenoiditas, resfriados comunes y otras como las bronquitis o neumonías que en ocasiones deben ser también valoradas por un neumólogo, o sea el especialista en problemas de vías respiratorias bajas y pulmones.

 

El doctor David Núñez, otorrinolaringólogo y miembro de FESORMEX, comenta que "En los últimos 20 años, la cirugía en todos los ámbitos, ha mejorado muchísimo. Los procedimientos son más rápidos, menos molestos y más seguros. La cirugía facial, los procedimientos quirúrgicos son llevados a cabo de manera ambulatoria; ya que las molestias son mínimas y el paciente puede irse a su casa después de algunas horas de recuperación. En otros casos, los avances de la técnica permiten realizar la cirugía con el uso de endoscopios que aumentan la visibilidad para el cirujano y la seguridad para el paciente. Hay que mencionar que dentro de la práctica diaria se realiza comúnmente microcirugía, cosa que confiere mucha seguridad para realizar diversos procedimientos de oído, laringe, cuello y cara."

El otorrinolaringólogo tiene un entrenamiento exhaustivo en cirugía e nariz, garganta y demás áreas durante su residencia; dicho entrenamiento tiene una duración mínimo de 4 años. Durante ese periodo y bajo supervisión de médicos experimentados, adquiere los conocimientos y habilidades para tratar una diversa gama de enfermedades en su área.

El conocer y saber exactamente la función de cada uno de los especialistas, permite acudir a tiempo con el médico correcto; lo cual, ayuda a ahorrar tiempo y dinero. FESORMEX exhorta a la población mexicana, ante cualquier malestar, acuda a su medico de confianza y si fuera necesario, busque al especialista correcto, cuya certificación valide su actividad médica.

http://www.cronica.com.mx/especial.php?id_tema=1146&id_nota=483925


Última modificación :
15 Agosto, 2011 13:43 por: Ing. Omar Mercado..

Calz. México Xochimilco No. 289 Col. Arenal de Guadalupe,C.P.14389 Tel. 59.99.10.00 Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre éste sitio de Internet 

INSTITUTO NACIONAL DE REHABILITACIÓN - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD